Estudios confirman que mortandad de peces fue por falta de oxígeno

Los primeros resultados dados a conocer esta mañana ante integrantes de la CONADERNA de la Cámara de Senadores, por el Centro Multidisciplinario de Investigaciones Tecnológicas (CEMIT), la Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA) y de la Facultad de Veterinaria (UNA), encontraron un bajo nivel de oxígeno en las muestras de agua, que constituiría en la causa de la mortandad de peces, en el Río Paraguay.

Según los investigadores, los valores de la muestra en cuanto al oxígeno disuelto, estaban en un promedio de 1 mg/l a 1,5 mg/l hasta 2 mg/l, suficientes para provocar la muerte de los pescados. Los valores normales señalan que deberían estar entre los 4 mg/l a 5 mg/l. Tampoco se encontraron contaminantes por pesticidas u otros.

Técnicos del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES), encabezados por el ministro Ariel Oviedo, acudieron este lunes ante la convocatoria del Senado, donde compartieron una cronología de acciones que desde la institución se vino realizando desde el mismo instante en que se denunció la aparición de peces muertos en algunos puntos del país.

Los estudios confirmaron la postura preliminar del Ministerio del Ambiente, acerca de que una acumulación de residuos orgánicos, habría causado la proliferación de algas que terminan por reducir el oxígeno del agua, el cual derivó la masiva muerte de peces.

Al respecto, el Titular del MADES Ariel Oviedo, argumentó que la disminución de la cantidad de oxígeno aumentó del dióxido de carbono del agua, es lo que hizo que los peces busquen oxígeno y agonicen en las aguas del río Paraguay.

“La alta cantidad de materia orgánica que está en proceso de descomposición es lo que está consumiendo activamente el oxígeno a los peces y todo lo que está en el río. Los estudios claramente continúan, nosotros no descartamos aún, pero los estudios coinciden en que fue por falta de oxígeno”, refirió Oviedo.

Por su parte la directora general de investigación de la UNA, Inocencia Peralta, indicó que con los resultados realizados por la Universidad Nacional de Asunción (UNA), a partir de las muestras de agua del río Paraguay, confirmamos que el fenómeno denominado eutrofización, el cual derivó la mortandad de peces en dicho cauce hídrico. La eutrofización se debe al aumento desmedido de nutrientes en el agua del río Paraguay y que sería un fenómeno natural.

Consiste en la proliferación de residuos orgánicos en el lecho que ayuda al aumento de algas que terminan restándole oxígeno al agua. La eutrofización es natural cuando una crecida arrastra materia orgánica al agua, que pueden ser hojas animales muertos o la misma basura orgánica de las casas. Es artificial cuando las lluvias y las crecidas llevan al agua los fertilizante que se le agregan a la tierra o cuando se arrojan al río productos a base de derivados del azufre y fósforo (fosfato), como los detergentes.

Cabe recordar que el Departamento de Pesca y Acuicultura de la Facultad de Ciencias Veterinarias de UNA analizó el agua a pedido de la Conaderna y de la Municipalidad de Mariano Roque Alonso. En tanto que el Centro Multidisciplinario de Investigaciones Tecnológicas (CEMIT) de la UNA lo hizo por encargo del MADES y por la Fiscalía del Medio Ambiente. El Ministerio de Salud hizo lo mismo a través de DIGESA.